Sting, el eterno diablo que llevó a Madrid la Navidad

spot_img

Aunque Sting haya recalado en Madrid para celebrar la Navidad, su capacidad para detener el tiempo en un limbo de canciones intemporales y con un físico privilegiado por el que tampoco pasan los años, sin artificios escenográficos, parece más cosa de un pacto con el diablo.

Ha sido en la segunda noche de música del ‘Christmas By Starlite’ que ha estrenado por primera vez en la capital española el festival Starlite, originariamente radicado en la localidad malagueña de Marbella entre gente guapa y con sus mejores galas en los meses de más calor.

Con todo el aforo ocupado, unas 7.800 localidades según cifras de la organización, la nueva visita del británico a la ciudad se produce seis años después de su concierto como parte del Universal Music Festival en el Teatro Real de Madrid.

Entonces, como hoy, el trasfondo de la cita pronosticaba una noche para el oropel y el postureo de celebridades, pero otra vez la fuerza en directo del protagonista ha eclipsado todo lo demás, más aún esta noche en medio de una gira de grandes éxitos desde la era de The Police, sin rellenos ni excusas de álbumes recientes.

De hecho, en los 100 minutos de concierto no ha sonado nada posterior a su álbum de 1999 ‘Brand New Day’, su sexto disco de estudio en solitario, a pesar de que Gordon Matthew Thomas Sumner (Wallsend, 1951) publicó mucho en los años siguientes, en concreto siete trabajos más con material inédito hasta ‘The Bridge’ (2021).

Difícil pasar por alto el imperceptible efecto del tiempo en un hombre que, a sus 72 años, parece hermano de su propio hijo, Joe Sumner, quien ha ejercido de telonero, y que además de su hiperfibrada forma física conserva una voz compacta y aún sólidamente colocada en las notas largas de sus canciones más míticas.

Ha llamado también la atención la sencillez de su propuesta escénica, no mucho más que alguna proyección, y hasta su camiseta agujereada, en contraste con los excesos del montaje navideño que rodea el concepto Starlite desde la entrada a este pabellón de Ifema-Madrid reconvertido en auditorio de conciertos y salón gourmet.

En realidad, no hacía falta tanto despliegue para darle empaque a la propuesta de Sting, acompañado por dos coristas y otros cuatro músicos, prendido él al bajo desde el arranque con ‘Message In a Bottle’ y que ha continuado sin respiro con un ‘Englishman In New York’ en el que se han permitido un puente percusivo con vocación casi de hip hop bastante energético.

Cerca de un tercio de la selección musical la ha ocupado su orgulloso pasado con The Police, especialmente hacia el final, aunque ya desde el principio han sonado piezas como ‘Spirits In The Material World’, junto a joyas propias como ‘Every Little Thing She Does Is Magic’ o ‘If You Love Somebody Set Them Free’, su primer sencillo en solitario, lanzado en 1985.

«¿Qué tal? ¿Estáis bien?», ha preguntado en español tras uno de los cortes más coreados, ‘If I Ever Lose My Faith In You’, y el suspiro colectivo que han despertado los primeros acordes de la bella ‘Fields Of Gold’, en una etapa del concierto que se ha centrado en sus primeros discos noventeros.

Ahí han sonado pasajes más memorables para el público como una ‘Brand New Day’ preñada de sonidos de armónica o la delicada ‘Shape Of My Heart’ con su influjo «r&b» frente a otros que, de forma clara, han sido aprovechados por los asistentes para visitar las barras de bar y los urinarios, véase ‘Heavy Cloud No Rain’ o ‘All This Time’.

El último tercio ha recuperado el pulso en cualquier caso con la invocación a himnos como ‘Walking On The Moon’ y, sobre todo, con ‘So Lonely’, que ha sacado al público de cierto sopor y que ha dejado clara la vocación reggae original de The Police al injertar en el tramo final de la canción un homenaje a Bob Marley.

El embrujo se ha mantenido después con la orientalista ‘Desert Rose’ y ‘King of Pain’, con su hijo Joe Sumner de vuelta al escenario, y se ha desbocado con ese relato obsesivo que es ‘Every Breath You Take’, la desgarrada ‘Roxanne’ y ‘Fragile’ como punto y final.

Tras la cancelación por motivos de salud del concierto sinfónico que Ricky Martin debía ofrecer este sábado en el mismo espacio, la música de «Christmas By Starlite» la retomará a partir del domingo el colombiano Manuel Turizo y seguirá con Lola Índigo (18 de diciembre), Carlos Rivera (19 de diciembre) y Sebastián Yatra (20 de diciembre).

Mas Contenido

Mick Jagger y John Lennon: Una colaboración histórica en la música

Desde sus inicios con The Rolling Stones, Mick Jagger ha sido un referente indiscutible...

Fallece Donald Sutherland, legendario actor canadiense, a los 88 años

El mundo del cine y la televisión está de luto tras la noticia del...

Los abogados de Justin Timberlake preparan su defensa tras ser acusado de conducir ebrio

Los abogados del cantante y actor Justin Timberlake, quien fue arrestado y acusado de conducir ebrio en Nueva York, preparan su defensa para que pueda afrontar sus problemas legales, según el medio digital "E!News".

Madonna y Josh Popper ponen fin a su relación amorosa

Después de un año juntos, la relación entre Madonna y Josh Popper, quien es...

Noticias de Clasica

Mick Jagger y John Lennon: Una colaboración histórica en la música

Desde sus inicios con The Rolling Stones, Mick Jagger ha sido un referente indiscutible...

Fallece Donald Sutherland, legendario actor canadiense, a los 88 años

El mundo del cine y la televisión está de luto tras la noticia del...

Los abogados de Justin Timberlake preparan su defensa tras ser acusado de conducir ebrio

Los abogados del cantante y actor Justin Timberlake, quien fue arrestado y acusado de conducir ebrio en Nueva York, preparan su defensa para que pueda afrontar sus problemas legales, según el medio digital "E!News".